Nota de prensa

El élder Soares visita por primera vez Puerto Rico y Cuba

Sostuvo diversos encuentros con líderes gubernamentales y religiosos, organizaciones humanitarias y miembros y líderes de la Iglesia de ambas islas caribeñas

El élder Ulisses Soares del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días realizó una visita histórica al Caribe para agotar una nutrida agenda que incluyó una serie de reuniones del 8 al 13 de noviembre para revisar el progreso de la Iglesia en la región, así como sostener reuniones con líderes gubernamentales y religiosos, socios humanitarios y líderes y miembros de la Iglesia en Puerto Rico y Cuba. Estuvo acompañado por su esposa Rosana Soares y del élder Carl B. Cook de la Presidencia de los Setenta junto a su esposa Lynette Cook.

Puerto Rico

La jornada empezó en Puerto Rico con una revisión del progreso de la Iglesia y de sus miembros y líderes en el Área del Caribe, donde la Iglesia cuenta con alrededor de 220 mil miembros que viven en 27 países o territorios isleños de la región, con quienes el élder Soares quedó gratamente sorprendido por su fe y deseos de vivir como buenos cristianos. Este comentó:

“Durante nuestra visita a Puerto Rico, nos reunimos con los miembros, misioneros y con los lideres de la Iglesia en la isla y ha sido una experiencia extraordinaria, reconocemos el poder que le Evangelio ha traído a sus vidas, por medio de su obediencia y dedicación. Es un país maravilloso, una isla que tiene muchos recursos y con muchas personas buenas, amables y simpáticas”.

El-elder-Soares-visita-por-primera-vez-Puerto-Rico-y-Cuba
El-elder-Soares-visita-por-primera-vez-Puerto-Rico-y-Cuba
El élder Ulisses Soares visita la exposición “Mi Familia. Mi Gente”, en San Juan, Puerto Rico.© 2022 by Intellectual Reserve, Inc. All rights reserved.

El élder Soares visitó Plaza Las Américas, el centro comercial más grande del Caribe, en San Juan, donde se encuentra abierta la exposición “Mi Familia. Mi Gente”, una presentación sobre historia familiar auspiciada por la Iglesia, la cual brinda a los visitantes de la plaza una experiencia única y por primera vez con el origen de su apellido, los recursos de FamilySearch y otras herramientas para comenzar su propia historia familiar. Es la primera exposición de esta naturaleza que se realiza en Puerto Rico y se extenderá hasta el 26 de noviembre.

Esa misma noche, unos 300 miembros de la Iglesia de las estacas de las estacas de Caguas, San Juan y Toa Baja se congregaron en el centro de reuniones de Guaynabo, estaca San Juan, para participar de un devocional junto a otros líderes del área y de Puerto Rico.

En buen español, la hermana Soares habló sobre guardar las promesas hechas a Dios para recibir sus bendiciones y sobre cultivar tradiciones familiares justas. Asimismo, se refirió a la necesidad de la Iglesia de Jesucristo y su importancia en “la mejora, el progreso y la felicidad de todos los hijos de Dios”, indicando: “El hecho de que hoy tengamos un fuerte testimonio, no quiere decir que siempre será así, sino que debemos reunirnos con frecuencia para escuchar la agradable palabra de Dios, lo cual no podemos hacer por nosotros mismos, sino que necesitamos la Iglesia”.

Élder Carl B. Cook, Devocional San Juan, Puerto Rico 2022
Élder Carl B. Cook, Devocional San Juan, Puerto Rico 2022
Élder Carl B. Cook, participa en el Devocional San Juan, Puerto Rico 2022 © 2022 by Intellectual Reserve, Inc. All rights reserved.

Asimismo, el élder Cook recordó las promesas hechas por el presidente Russell M. Nelson, presidente de la Iglesia, durante su última visita a Puerto Rico en septiembre de 2018, años antes del inicio de la pandemia COVID-19, de que “lo mejor está por venir para la gente de Puerto Rico” y justo un mes después, en la Conferencia General de octubre, se anunció la construcción de un templo en San Juan. Por tanto, invitó a jóvenes y adultos a prepararse para las bendiciones del templo, siendo dignos de poseer una recomendación para entrar a la Casa del Señor y agregó: “El presidente Nelson ha dicho: ‘Les prometo que pasar más tiempo en el templo bendecirá sus vidas en formas que nada más puede hacerlo’. Testifico que es así.”

Por su parte, el élder Soares expresó su felicidad al visitar por primera vez la Isla del Encanto y elogió el talento y la gracia de sus miembros para la música y el canto, al expresar: “Voy a hablar con el presidente Nelson sobre el Coro del Tabernáculo, porque ya encontramos un sustituto excelente en Puerto Rico. ¡Gracias por esta hermosa música!”, despertando la risa de todos los presentes.

Se refirió al ejemplo de vida del presidente Nelson, destacando sus atributos cristianos e invitando a todos a emularlo e incorporar dichos atributos a sus vidas. “Nunca conocí a una persona más bondadosa y de sentimientos más tiernos que los que alberga el presidente Nelson; él es una persona sumamente paciente y amorosa. Yo también quiero seguir su ejemplo”, comentó.

Asimismo, considerando las dificultades que los puertorriqueños han tenido que enfrentar en los últimos años ante el embate de los fenómenos naturales, advirtió sobre la importancia de no perder el enfoque ante las dificultades y tentaciones que pudieran surgir “a causa de un mundo confundido y atribulado”, sino que se debe “seguir las enseñanzas del profeta con buen ánimo, fe y disposición, y luego confiar en que podremos contar con el poder de Dios en nuestras vidas para enfrentar los desafíos”, prosiguió.

Al concluir su mensaje, pronunció una bendición especial sobre los presentes y sobre todo el pueblo de Puerto Rico, a quienes invitó a “permanecer y edificar el reino de Dios en su propio país”, diciendo luego que “el vivir de acuerdo con los principios del Evangelio y escuchar las enseñanzas de nuestro profeta, fortalecerá sus espíritus y estarán en lugares seguros, no solo en esta vida sino también del otro lado del velo. Les prometo esto en el nombre del Señor Jesucristo”.

Por su parte, Pierre González, presidente de la estaca San Juan Puerto Rico, quien sirvió de anfitrión y conductor del devocional, expresó muy emocionado, "Fue una bendición y un privilegio poder recibir la visita especial de un apóstol del Señor Jesucristo. Al reunirme junto a mi esposa Koral con él y las demás Autoridades Generales a cuadrar los detalles de la agenda y hablar de las necesidades de Puerto Rico; se pudo sentir el amor sincero que siente el Señor por todos sus hijos. Al conducir una reunión con un Apostol puede que brinde muchos nervios, pero algo interesante es que el élder Soares desde el principio me hizo sentir en confianza y emanaba una paz que me confirmaba que todo iba a salir bien".

Agrego, "Cada vez que lo miraba mi mente iba al Nuevo Testamento y pensaba, el Elder Soares tiene el mismo llamado, llaves, poder y autoridad de aquellos apóstoles que caminaron y vivieron con nuestro Salvador y Redentor Jesucristo. Al pensar esto mi corazón se llenaba del Espíritu y me testificaba de lo bendecidos que somos por la restauración del Evangelio. Tenemos profetas, videntes y reveladores de nuevo en la tierra tal como en los tiempos del Señor Jesucristo".

El élder Soares y el élder Cook, junto a sus esposas y otros lideres del Área del Caribe, participaron también en una reunión especial con todos los misioneros de tiempo completo que prestan servicio en la isla.

Antes de salir del país, sostuvieron encuentros con diversos lideres de la Gobernación y de la Iglesia Católica en San Juan, entre ellos el pastor Luis Roig Casillas, asesor del gobernador y encargado de la Oficina de Bases de Fe de la Gobernación de Puerto Rico, con quien se reunió en el edificio de Fortaleza, donde sostuvieron una cordial reunión para discutir oportunidades para brindar más apoyo a los afectados por los recientes fenómenos naturales que han azotado la isla.

“Mi labor en esta oficina es servir y enlazar a aquellas entidades que comparten ese mismo fin. Nosotros conocemos la labor que ha realizado La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en nuestro país y estamos abiertos e interesados en continuar esta fructífera relación que se ha cultivado por años”, dijo el pastor Roig.

En cambio, los líderes de la Iglesia expresaron “interés en ampliar la cooperación para ayudar a quienes lo necesiten, no solo de manera individual, sino también en conjunto con otras organizaciones de fe y no gubernamentales que llevan a cabo una extraordinaria labor en la isla”, indicó Herminio Gómez director nacional de comunicación, quien acompañó al élder Soares y al élder Cook junto a los miembros de la presidencia de área, los élderes Eduardo Gavarret, Jorge Alvarado y Moisés Villanueva.

Asimismo, sostuvieron un afable y fraterno encuentro con el vicario general de la Arquidiócesis de San Juan, el reverendo padre Tomás González, con quien conversaron sobre aspectos en común que unen a la Iglesia de Jesucristo y la Iglesia Católica, especialmente su interés por la vida, la familia, el matrimonio, la juventud y el servicio caritativo a los más vulnerables. Esta constituyó la primera vez que un miembro del Cuórum de los Doce sostiene un encuentro con líderes católicos de ese nivel en Puerto Rico.

Cuba

El élder Soares fue recibido en un abrazo histórico la tarde del 11 de noviembre por Luis Tito Quintana, presidente del Distrito La Habana Cuba, y Julio C. Acosta, presidente de la Misión Santo Domingo Este, a la que pertenece Cuba, siendo apenas la tercera vez que un miembro del Cuórum de los Doce visita Cuba. Le precedieron el élder David A. Bednar, quien dedicó la tierra cubana para la predicación del Evangelio en febrero de 2012, y el élder Jeffrey R. Holland, quien visitó la isla en junio de 2014.

El élder Soares visita por primera vez Puerto Rico y Cuba-25
El élder Soares visita por primera vez Puerto Rico y Cuba-25
El élder Ulisses Soares participa por primera vez en una Conferencia de Distrito en Cuba© 2022 by Intellectual Reserve, Inc. All rights reserved.

La agenda del élder Soares incluyó acercamientos con líderes de gobierno, incluyendo a Caridad Diego, jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos y diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, con quien discutió el progreso de la Iglesia en Cuba, la cual ya cuenta con cerca de 400 miembros organizados en tres ramas y un grupo que conforman el Distrito La Habana Cuba.

“Esta ha sido una reunión muy positiva y hemos sido recibidos de manera muy cordial y amistosa, como buenos amigos y colaboradores. Nos sentimos muy agradecidos por la cooperación y el soporte que brinda a la Iglesia la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos a través de su personal. La Iglesia va avanzando con pasos firmes y nos sentimos muy optimistas respecto al futuro, especialmente luego de esta y otras conversaciones que hemos sostenido en el día de hoy”, expresó el élder Soares al salir de la reunión.

De su parte, las autoridades cubanas destacaron el “espíritu respetuoso y apegado a las normas que caracteriza a la Iglesia y sus operaciones en el país”, donde a pesar de no contar con un registro formal, al igual que otras organizaciones religiosas, disfruta de “atención oficial y reconocimiento político por parte del estado cubano”, con quien coordina sus actividades.

El apóstol, quien llegó al país junto al élder Eduardo Gavarret, presidente del Área del Caribe, y su esposa Norma Gavarret, visitó a varios socios humanitarios de la Iglesia, quienes sirven como aliados en sus labores de ayuda para asistir a los más necesitados en la isla, especialmente ante las reiteradas situaciones de emergencia de los últimos años a causa de los huracanes que se hacen paso por la isla, siendo una de las zonas de impacto más recientes la municipalidad de Pinar del Rio, donde la Iglesia ha enviado ayuda a través de las organizaciones caritativas católicas "Caritas Cubana" y otras organizaciones locales no gubernamentales.

Como parte de estas visitas, el élder Soares y sus acompañantes sostuvieron un encuentro con el cardenal Juan de la Caridad Garcia Rodriguez, arzobispo de San Cristóbal de La Habana, quien estuvo acompañado de monseñor Dionisio Guillermo Garcia Ibáñez, arzobispo de Santiago de Cuba; el reverendo padre Ariel Suárez Jáuregui, secretario adjunto de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba; y Migdalia Dopico Paz, directora de Caritas en La Habana. Es la segunda vez que un miembro del Cuórum de los Doce se reúne con el arzobispado cubano.

Asimismo, el élder Soares y su esposa sirvieron como anfitriones en una cena amistosa interconfesional en la que participaron lideres religiosos de diversas denominaciones cristianas, incluyendo a monseñor Eloy Ricardo Domínguez Martínez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de La Habana; el pastor Joel Ortega Dopico, presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, y otros líderes representantes de la Iglesia Católica, la Presbiteriana Reformada, las Asambleas de Dios y otras entidades religiosas que operan en el país. El propósito de esta actividad fue estrechar lazos de amistad y cooperación, así como un mayor acercamiento entre las iglesias cristianas que operan en Cuba.

“Este ha sido un afable encuentro entre hermanos, en el que hemos podido disfrutar un espíritu fraterno de cordialidad y afecto entre aquellos que profesamos la de fe de Cristo y que esperamos sea el primero de muchos en el futuro”, comentó el reverendo padre Ariel Suárez Jáuregui, secretario adjunto de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

Crecimiento de la Iglesia en Cuba

Desde sus primeras reuniones con un grupo pequeño de dos o tres familias en La Habana, la Iglesia ha continuado su crecimiento en la isla a través de la predicación del Evangelio por parte de los fieles miembros de la Iglesia, quienes comparten lo que han aprendido con sus familiares, amigos y vecinos. Hoy en día, la Iglesia cuenta con unos 400 miembros organizados en tres ramas (La Habana, El Cotorro y La Portada) y un grupo en Holguin, al oriente de la isla.

A fin de capacitar y fortalecer a los líderes y miembros de la Iglesia en este proceso de crecimiento, el élder Soares y los líderes del área llevaron a cabo durante el fin de semana una conferencia de distrito especial, con una sesión para líderes del distrito y una sesión general para todos los miembros el domingo 13 de noviembre, a la que asistieron cerca de 220 personas. La conferencia se llevó a cabo en el local de la Residencia San Juan Maria Vianney, ubicada en el Vedado, cedido por la Arquidiócesis de La Habana.

El-elder-Soares-visita-por-primera-vez-Puerto-Rico-y-Cuba-16
El-elder-Soares-visita-por-primera-vez-Puerto-Rico-y-Cuba-16
Participación del El élder Ulisses Soares en Conferencia de Distrito en Cuba© 2022 by Intellectual Reserve, Inc. All rights reserved.

Durante la reunión con los líderes, visiblemente conmovido y con lágrimas en sus ojos, el élder Soares, quien es un converso de la Iglesia, expresó cuán deseoso había estado de visitar a los santos en Cuba y finalmente su sueño se había realizado. “No pude sino recordar mis primeras reuniones de la Iglesia en Brasil con cuatro o cinco familias en un local pequeño rentado en el segundo nivel de una panadería. Allí fue donde aprendí las primeras lecciones del evangelio. Un lugar muy sencillo donde se reunía gente como ustedes, quizás 4 o 5 familias, pero fue para mí un tiempo de formación para obtener mi testimonio de Jesucristo y ver la Iglesia crecer. Jamás podría haber imaginado que se convertiría en una iglesia fuerte de 1.5 millones de miembros”.

De igual forma, destacó el carácter de “pioneros” de estos primeros miembros de la Iglesia en Cuba y cómo la obra descansaría sobre la base del servicio que estos rindan al Señor estos años.

“Mis queridos hermanos y hermanas sean de buen ánimo, a pesar de las dificultades que tengan que enfrentar, pues el Señor ha dicho: Sed de buen ánimo, pues, y no temáis, porque yo el Señor, estoy con vosotros y os ampararé; y testificareis de mí, si Jesucristo, que soy el Hijo del Dios viviente; que fui, que soy y que he de venir” (D. y C. 68:6).

El-elder-Soares-visita-por-primera-vez-Puerto-Rico-y-Cuba-19
El-elder-Soares-visita-por-primera-vez-Puerto-Rico-y-Cuba-19
Servicio bautismal durante la vista del élder Ulisses Soares a la isla de Cuba© 2022 by Intellectual Reserve, Inc. All rights reserved.

Antes de la sesión general del domingo, se llevó a cabo un servicio bautismal en la playa, en el que cuatro conversos de los municipios de La Habana, Cienfuegos y Bayamo se unieron a la Iglesia, entre ellos, la hermana Rachel de los Ángeles, quien aprendió sobre la Iglesia a través de las redes sociales y recibió sus lecciones de manera remota de parte de una pareja de hermanas misioneras. Finalmente, la hermana Rachel viajó más de 10 horas para recibir el bautismo esa mañana.

“Nosotros somos más parecidos que distintos, todos somos hijos de Dios, venimos de la misma raíz divina, así que no hay diferencia entre nosotros, somos hermanos y hermanas. Sepan que los lideres del gobierno saben quiénes somos, nos respetan y aprecian lo que hacemos…saben que estamos interesados en el bienestar del pueblo de Dios y por tanto la Iglesia ha de prosperar”, expresó el élder Soares a quienes se dieron cita a la conferencia, algunos viajando hasta 12 horas en autobús desde Holguin, en la zona oriental de la isla, para escuchar al apóstol del Señor.

Una bendición apostólica

Al dirigirse a todos los miembros del distrito, el élder Soares brindó un mensaje de esperanza a quienes viven en un hermoso país, pero pasan por grandes dificultades, especialmente de tipo económico, debido a la situación sociopolítica que vive la nación. Destacó el papel que juegan las dificultades en el crecimiento espiritual de cada cual e invitó a los miembros a ser una luz y un ejemplo a través del cual otros puedan conocer a Jesucristo, especialmente a través de una fe firme en el Señor y un compromiso de guardar sus mandamientos.

“¿Por qué hay que sufrir tanto para aprender? Imaginen que todo marchara bien y que todo estuviera resuelto en la vida… ¿acudiríamos a Dios? Las dificultades son importantes, tienen una función en nuestras vidas. Cuando pasamos por dificultadles tenemos la necesidad de volver nuestro corazón al Señor y pedir su ayuda. En los momentos de mayor dificultad, fueron aquellos cuando sentimos más paz y nos sentimos más cerca a nuestro Señor Jesucristo. Ciertamente, hemos tenido esos momentos difíciles en que sentimos las manos de Dios ayudándonos con nuestras dificultades. Es necesario tener dificultades para refinarnos y convertirnos en personas mejores, es parte del plan de Dios. En las dificultades podemos sentir su abrazo, si nos humillamos, nos consuela y nos da paz, pero debemos humillarnos, orar y buscar su ayuda”, enseñó.

También resaltó la importancia de arrepentirse, seguir las palabras de los profetas y de “fijar el timón de nuestras vidas en dirección hacia el Señor y su Evangelio”, destacando la necesidad de cada miembro orientar su vida basado en las enseñanzas del Salvador Jesucristo, tanto a través de las escrituras como de las palabras de los profetas.

“Si fijamos el timón en la dirección correcta, empezaremos nuestro viaje en la dirección que debemos ir. Es el evangelio de Jesucristo que nos permite fijar el timón en la dirección correcta, mediante la fe de vivir los principios del Evangelio. Todo lo que hagamos debe llevarnos a Jesucristo y si fijamos nuestro timón hacia él, podremos llegar a la presencia de Dios”, agregó.

Finalmente, como parte de su mensaje, el élder Soares pronunció una bendición apostólica sobre la Iglesia en Cuba, diciendo:

“Invoco sobre ustedes una bendición especial de amor y de protección, para que puedan conocer más y más la vida del Salvador Jesucristo, que sus corazones se abran y así conozcan más sobre su sacrificio, reconocer las manos de él en sus vidas y seguir adelante con fuerzas para servir como verdaderos discípulos con gozo en sus corazones, que puedan sentir su amor sobre ustedes y que ese amor les dé la fortaleza que necesitan. Que puedan estar cerca de él en todo momento, tanto los de sufrimiento como los de gozo, dando siempre gloria al Padre Celestial por el amor que siente por todos nosotros. Que Él les bendiga para perseverar y les ayude a tener esperanza en el evangelio de Jesucristo, donde puedan encontrar la paz necesaria. Vuelvo de regreso a casa, pero estaré pendiente de ustedes, estaré orando por ustedes y por su bienestar. Le hablaré de ustedes a nuestro querido profeta. Los amo, continúen firmes, el Señor va a abrir los cielos y los bendecirá”, concluyó.

Esta visita histórica a Puerto Rico y Cuba, dos de las islas del Caribe hispano, marca un hito en el avance de la Iglesia en la región, donde viven unos 220,850, miembros de la Iglesia y cuyas tierras fueron dedicadas para la predicación del Evangelio mayormente en la década de los setenta.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.