Mormon Newsroom
Nota de prensa

Expertos analizan retos y oportunidades de la religión en simposio virtual

Destacaron que la colaboración interreligiosa es esencial en medio de los desafíos que ha traído la pandemia

La Universidad Brigham Young (BYU) de Estados Unidos, la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, auspiciaron un panel de expertos titulado “Retos y oportunidades de la religión en la era pos-COVID” el martes 6 de octubre de 2020.

El evento, dirigido a la audiencia del Caribe y seguido por casi 800 personas, fue parte del vigésimo séptimo Simposio Internacional Anual de BYU realizado en línea por primera vez del 4 al 6 octubre de 2020, con ponencias de 48 expertos que analizaron la libertad religiosa como generadora de derechos y responsabilidades en los distintos estados del mundo.

El panel estuvo integrado por el Rvdo. P. Francisco Jiménez, director del Instituto Nacional de Pastoral de República Dominicana; el Dr. Gélin Collot, rector de la Universidad Monte Everest de Haití y la Lic. Francesca Hawkins, secretaria de la Asociación Nacional de Medios de Trinidad y Tobago.

 

El programa del simposio contó con tres sesiones plenarias generales y seis regionales, tres de las cuales presentaron el estatus de la libertad religiosa en Latinoamérica y el Caribe. El pastor Dío Astacio, enlace del Poder Ejecutivo con la comunidad cristiana en República Dominicana, fue uno de los panelistas.

"Muchas veces, en la Iglesia solo defendemos la fe. No obstante, para lograr un equilibrio en medio de las ideologías de hoy, debemos abordar temas actuales que nos brinden un espacio de participación en la defensa de causas sociales comunes", dijo el pastor Astacio durante su ponencia.

“Debemos volver a una nueva reflexión teológica, en la que podamos estar atentos a las señales de los tiempos, como la que estamos atravesando actualmente por el COVID-19. No podemos entender la fe al margen de esta nueva realidad”, aseguró el Rvdo. P. Jiménez al abordar la temática desde la perspectiva de la Iglesia Católica.

De su parte, el Dr. Collot refirió que para que los retos y oportunidades del sector religioso puedan tener sentido, “la religión debe retomar su libertad de reunión y de acción que le permita reivindicar y ejercer sus derechos, así como participar en un movimiento de solidaridad que ayude en el proceso de la nueva socialización.”

Asimismo, la Lic. Hawkins al tratar las maneras en las que las organizaciones de fe pueden llevar su mensaje con más eficacia en la era pos-COVID, sostuvo que “las religiones tienen herramientas que pueden ofrecer a la sociedad para ayudar con acompañamiento psicológico y social, aliviando la falta de esperanza en nuestras distintas sociedades”, asegurando además que es desde esta realidad que la religión puede hacer su mayor contribución.

 “Los hombres y mujeres de las diferentes religiones debemos colaborar unos con otros y, con los que no profesan alguna fe, en el servicio a todos los seres humanos. Se impone aprender la lección del COVID o nos esperarán pruebas más radicales por no cuidar del planeta o no velar por el bienestar de nuestro prójimo”, dijo el Dr. David Álvarez, vicerrector académico de PUCMM durante sus comentarios finales.

Del mismo modo, el Dr. Gary Doxey, director asociado del Centro Internacional de Estudios de Derecho y Religión de la Universidad Brigham Young comentó que “la colaboración interreligiosa es esencial. He observado cuán importante es el diálogo interreligioso, ya que esto cultiva las amistades y un mayor aprecio unos a otros”.

Sobre el Simposio

Desde 1994, la Universidad Brigham Young, entidad afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ha organizado un simposio anual dedicado a analizar y discutir la ley y la religión.

Cerca de 1,500 líderes gubernamentales, académicos, religiosos y visitantes de 125 países se han reunido para abordar los principios de la libertad religiosa y explorar mecanismos sobre cómo implementar mejor estos principios relacionados con las garantías de derechos humanos fundamentales en todas las sociedades del mundo.

Se ha realizado presencial cada año y delegados de todo el mundo han asistido a la universidad en su sede de Provo, Utah, Estados Unidos. Debido a la pandemia este año, el comité organizador decidió llevarlo a cabo en modo virtual y seguir así con esta importante tradición académica.

Gracias a las características especiales de la versión del Simposio este año, otras tres regiones del mundo también llevarán a cabo sus sesiones en las próximas semanas. Tal es el caso de Centroamérica, Filipinas y Asia del Norte.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.