Mormon Newsroom
Nota de prensa

Hospital de Cundinamarca recibe ventiladores mecánicos donados por La Iglesia de Jesucristo

La donación de estos ventiladores se llevó a cabo con apoyo del Ministerio de Salud

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días donó ventiladores mecánicos al Hospital San Rafael de Fusagasugá, como parte de los esfuerzos de ayuda humanitaria que ha estado realizando para ayudar a diversas partes de Colombia que se han visto afectadas por la pandemia del COVID-19.

La donación se llevó a cabo en coordinación con el Ministerio de Salud y Protección Social, la Gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía Municipal, y constó de 10 ventiladores mecánicos, importados de Corea del Sur, marca Mec ICS Mv 2000.

Los ventiladores fueron destinados a la unidad de cuidados intensivos del hospital, y serán destinados para brindar una mejor atención a los habitantes de Sumapaz,. “Tenemos los mejores profesionales, los mejores equipos y cada vez nos seguimos preparando más para poder estar listos ante cualquier eventualidad”, indicó Andrés Mauricio González Caycedo, Gerente del Hospital San Rafael de Fusagasugá.

 

“Esperamos que puedan muchas familias, niños, jóvenes o adultos mayores beneficiarse de esta importante donación y nos ayudemos en solidaridad unos con otros, afirmó Jonathan Pedroza, representante de la Iglesia de Jesucristo, quien participó en la entrega de donación.

Tanto el gerente del hospital, como el Alcalde de Fusagasugá, Jairo Hortúa, manifestaron su gratitud a La Iglesia de Jesucristo por esta ayuda, “La labor que ustedes hacen entregándonos estos ventiladores es una labor humanitaria que reconocemos desde nuestro corazón y que se los agradecemos y esperamos que Dios bendiga”.

“Este es un paso para comenzar a mejorar las capacidades del Hospital San Rafael de Fusagasugá.  El hospital tiene que seguir mejorando.  Con esto, poco a poco vamos haciendo que tengamos más capacidad para enfrentar esta pandemia tan difícil, no sólo en Colombia, sino en el mundo entero”, aseguró Hortúa.

El servicio humanitario que brinda la Iglesia en diversos países, puede incluir la atención de emergencias en caso de desastres naturales, como un terremoto, o desastres generados por el hombre, como los efectos de la guerra y la hambruna. Puede ser también parte de una labor a largo plazo con el fin de satisfacer necesidades humanas graves, como aliviar enfermedades. Esto se puede llevar a cabo gracias a las donaciones que los miembros de La Iglesia de Jesucristo realizan, como parte de su convicción de seguir las enseñanzas de Jesucristo de ayudar al necesitado.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.