Mormon Newsroom
Nota de prensa

La cápsula del tiempo del Templo de Salt Lake se abre 128 años después

Aunque la mayoría de los elementos dentro de la piedra angular del templo están en malas condiciones, la conexión humana es fuerte 

La colocación de la piedra angular del Templo de Salt Lake fue un evento fundamental en la historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El relato de un periódico describe "el flechazo, el entusiasmo y el interés generalizado" que se produjo en el Temple Square el 6 de abril de 1892. 

El evento fue observado por una multitud de 30,000 personas que se reunieron alrededor del templo, con otras 10,000  desde las calles cercanas, techos de los edificios aledaños y árboles.  Estaban allí para ver cómo colocaban la última pieza sobre este espacio sagrado de adoración que había estado en construcción durante 39 años. Incluso el clima de primavera fue maravilloso. "Nada más pacífico y hermoso podría haberse deseado o rogado, que el día en que se vio la consumación de un evento tan trascendental ", dice el artículo. 

 

Un periodista estuvo en la cima del templo para presenciar la colocación de la piedra angular, en donde se depositó una cápsula del tiempo que contiene libros, fotos, cartas, notas de papel, medallones y monedas; reflexionó "sobre cuándo, cómo y bajo los ojos de quién sería exhumado en una época incalculable en el futuro". 

Tuvieron que pasar 128 años hasta el 18 de mayo de 2020 , un día tal vez igual de importante pero sin tantas fanfarrias. No había grandes multitudes presentes. Una docena de trabajadores de construcción removieron la misma piedra angular de granito circular de 3,800 libras, junto con el contenido de la cápsula del tiempo y la estatua del ángel Moroni que se encuentra encima. Esto se hizo para preservar y restaurar las importantes piezas durante la remodelación del templo que comenzó en enero de 2020, donde se reforzarán partes para resistir fururos eventos sísmicos. 

"Me hace reír un poco [pensar en ese periodista y el gran evento cultural que rodea la colocación de la piedra angular]", dijo Emily Utt, curadora de sitios históricos del Departamento de Historia de la Iglesia. “Nuestra apertura [de la piedra angular] ha sido unas pocas personas en un muelle de carga con cinceles muy pequeños. No sé si [la gente de 1892] podría haber imaginado ese tipo de interacción. Tenían tanta fanfarria. Nuestra apertura ha sido mucho más tranquila"

De hecho, dos días después de retirar la cápsula del tiempo del templo, la Primera Presidencia se unió a un pequeño grupo en el muelle de carga de la Biblioteca de Historia de la Iglesia para presenciar la apertura inicial de la cápsula. Desde entonces, los expertos en conservación y los albañiles han cortado cuidadosamente el grueso granito y el cemento de la piedra angular, como dijo Utt, con pequeños cinceles, para recuperar el resto de los tesoros que se han acumulado en varias cavidades durante casi 13 décadas. 

"No esperábamos encontrar mucho porque sabíamos que el contenido de la piedra angular no había sido aislado del clima durante los 128 años que habían transcurrido", dijo el presidente Russell M. Nelson. "Pero queríamos estar allí de todos modos, sólo estar cerca y rendir homenaje a los líderes y valientes artesanos pioneros que, contra todo pronóstico, construyeron este magnífico templo".

                                                        

El contenido de la cápsula del tiempo y su condición 

Muchos de los periódicos de aquel tiempo describieron la totalidad de los artículos que se encontraron en la cápsula del  tiempo . Los materiales estaban en las porciones norte, este, sur y oeste de la piedra angular. 

Algunos materiales, como una placa de cobre, monedas y medallones están en buenas condiciones. La placa de cobre con hojas doradas, descubierta en la cavidad norte, está inscrita con los nombres de las Autoridades Generales de la Iglesia presentes para la colocación de la piedra angular del templo el 6 de abril de 1853, así como los nombres de las Autoridades Generales de la Iglesia presentes en la colocación. de la piedra angular en la misma fecha en 1892. Se han encontrado unas 400 monedas dentro del hormigón, en su mayoría monedas de cinco centavos, algunos centavos, unás pocas moneda de 25 centavos y piezas de seis peniques, tres peniques, medio centavo y tres centavos. Algunas monedas permanecen sin excavar en el concreto. 

El Salt Lake Herald Republicant Report   dice que sólo unos minutos antes de que llegara la señal para colocar la piedra angular, "cada hombre en la plataforma arrojó ansiosamente un centavo o un níquel [sic] o un cuarto de dólar" sobre el lecho de cemento aplicado encima la mitad inferior de la piedra. 

                                                      

"Una de las cosas realmente encantadoras fue encontrar monedas que habían sido grabadas", dijo Emiline Twitchell, conservadora de la Biblioteca de Historia de la Iglesia. “Tenemos algunas monedas que se incrustaron en un lado para poder grabar el nombre de una persona. Tenemos monedas de diez centavos, tenemos un centavo y tenemos un par de monedas que fueron grabadas. Algunos de ellos parecen haber sido realizados profesionalmente y algunas de ellas [parece] que alguien acabara de grabar su nombre en una moneda de cinco centavos”. 

Los libros, fotos, cartas y notas, por otro lado, sufrieron daños importantes por el agua porque estaban rodeados de cemento. 

"El concreto suda, tiene filtraciones y se calienta mientras se hace la curación", dijo Twitchell. “Y los libros esencialmente fueron esponjas para todo este proceso que hace el cemento. Y así, simplemente se filtraron en toda esa humedad y se afectaron durante décadas y décadas y décadas". 

En las cavidades este y sur, el equipo de conservación encontró 12 libros (cinco en el este, siete en el sur), siete de los cuales han sido identificados positivamente: 

1. La Voz de Amonestación de Parley P. Pratt 

2. La Clave de Parley P. Pratt para la ciencia de la teología 

3. Una copia del Libro de Mormón (probablemente una edición de 1880 o 1890) 

4. La Perla de Gran Precio (una parte del canon bíblico de la Iglesia desde 1880) 

5. Los Mártires: un bosquejo de las vidas y un relato completo del martirio de José y Hyrum Smith 

6. La Sagrada Biblia 

7. Cartas intercambiadas  entre el teólogo Santo de los Últimos Días Orson Spencer y el Reverendo William Cromwell 

                                                    

                                                           

Pratt formó parte del primer Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia, establecido en 1835. Personas como Pratt y Orson Spencer fueron importantes pensadores y escritores de la Iglesia primitiva. Los únicos otros libros mencionados específicamente en el informe de 1892 son un libro de himnos y un compendio. 

Las siete fotos en la cavidad oeste están en un estado similarmente deteriorado debido al cemento. Los periódicos informaron que la piedra angular contenía fotografías de Joseph y Hyrum Smith, Brigham Young, John Taylor, Wilford Woodruff, George Q. Cannon, Joseph F. Smith y el Templo de Salt Lake. Debido a que no hay una fotografía conocida de José Smith, los historiadores estaban entusiasmados ante la posibilidad de descubrir una. 

En cambio, concluyeron que las fotos son probablemente tarjetas de gabinete , un tipo de fotografía popular a fines del siglo XIX. Las fotos se pegaron debido a la humedad del concreto que quedó atrapado dentro de la piedra angular. Por lo tanto, no queda imagen fotográfica. El equipo de preservación adivina que las tarjetas del gabinete provienen de CR Savage , un conocido fotógrafo de Salt Lake City en ese momento. 

                                                  

"Cuando llegamos a esa última [cavidad en la piedra angular] y nos dimos cuenta de que probablemente eran cartas de gabinete y nos dimos cuenta de que probablemente estaban mojadas, la espectación cambió porque las probabilidades de encontrar cualquier material que sea incluso legible ahora han disminuido". Utt dijo. “Entonces, probablemente en esa pila de tarjetas de gabinete hay algo parecido a Joseph Smith, pero no será la fotografía nunca antes vista de él. Es probable que hemos visto una copia de otra imagen de Joseph". 

Planes para los materiales de Time Capsule 

El equipo de preservación aún tiene trabajo por hacer.  Además de identificar positivamente cada artículo dentro de esta cápsula de tiempo, están considerando el nivel adecuado de conservación para cada elemento. Por ejemplo, ¿corren el riesgo de dañar la placa de cobre al limpiarla y restaurarla como se veía en 1892? ¿O lo dejan como es para mantener su conexión con estar encerrado en la piedra angular? 

                                                

"Estamos teniendo esas mismas conversaciones sobre todo lo demás que salió de esta pelota", dijo Utt. 

El personal del Departamento de Historia de la Iglesia está catalogando cada uno de los artículos en su vasta colección de material histórico. Los contenidos se podrían exhibir públicamente, aunque se está analizado su factibilidad debido a su fragilidad. 

El hilo humano que conecta 1892 y 2020 

Aunque muchos de los materiales se han deteriorado en las décadas posteriores a 1892, algo último sigue siendo vibrante. Tal vez el periodista que arrojó su moneda de cinco centavos en la cápsula del tiempo y reflexionó sobre una "edad no contada en el futuro" cuando se abriría la piedra angular, estaría encantado de saber que el hilo humano que conecta su día con 2020 es fuerte y seguro. 

"Las pocas personas que pudieron abrir la piedra angular y la cápsula del tiempo son tan cotidianas como las personas que arrojan monedas", dijo Utt. “Los constructores que trabajan hoy en el edificio  son muy similares a los constructores de la década de 1890, que utilizan las mismas herramientas y realizan el mismo tipo de trabajo. Creo que eso es realmente genial". 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.