Mormon Newsroom
Nota de prensa

Cómo Latter-day Saint Charities está ayudando al Programa Mundial de Alimentos durante el COVID-19

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) está llenando las brechas críticas de ayuda durante la pandemia

Como parte de su colaboración continua con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), Latter-day Saint Charities están ayudando a financiar la distribución mundial de suministros críticos del PMA durante el COVID-19. Esta donación ayuda a alimentar a los escolares de Somalia que no pueden obtener comida debido al cierre de escuelas por la pandemia. Una donación adicional de 2 millones de dólares soporta también los esfuerzos del PMA para mitigar las interrupciones de la cadena de suministro y enviar al personal médico y las provisiones necesarias donde más se necesitan.

"Es por ello que, el Programa Mundial de Alimentos está intensificando sus esfuerzos para llenar los vacíos, para proporcionar todas las cosas que se necesitan en el campo para ayudar a las personas a mantenerse con vida y mantener la economía en marcha", comentó el Director Ejecutivo del PMA, David Beasley. “Estamos muy agradecidos porque [la Iglesia es] uno de nuestros socios no gubernamentales más importantes. Trabajamos juntos en varios países. Hemos hablado para trabajar en otros países y de las muchas oportunidades de cómo acabar con el hambre en todo el mundo.”

“El PMA tiene presencia en lugares donde no tenemos miembros de la Iglesia, en lugares como Yemen, Somalia, lugares que están plagados de conflictos”, agregó la hermana Sharon Eubank, presidenta de Latter-day Saint Charities. "Esta asociación tiene cinco o seis años y es uno de nuestros socios más importantes". Ella y el obispo W. Christopher Waddell, del Obispado Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, recibieron recientemente a Beasley en la Manzana del Templo.

 

El PMA es una sección de las Naciones Unidas que opera en más de 80 países, alimentando a personas atrapadas en áreas de conflicto y desastres naturales. También trabaja con las comunidades para mejorar la nutrición y desarrollar la resiliencia.

Aliviar el sufrimiento en Somalia

El gobierno somalí cerró sus escuelas en abril de 2020 después de que aparecieran los primeros casos de COVID-19 en el país. Aunque fue una decisión prudente, el cierre privó a muchos escolares de una importante oportunidad de obtener una comida durante el día, un retraso significativo para un país que lucha contra la desnutrición. La falta de una buena alimentación debilita el sistema inmunológico y aumenta la susceptibilidad a enfermedades como el COVID-19.

La donación de Latter-day Saint Charities está ayudando al PMA en Somalia a utilizar su aplicación móvil de tienda electrónica para garantizar que unos 35.323 niños en edad escolar tengan cinco meses de alimentos nutritivos.

“Con esta contribución [de Latter-day Saint Charities] podremos prevenir las devastadoras consecuencias nutricionales y de salud de los niños que actualmente se pierden sus comidas diarias en medio del cierre de escuelas”, dijo el director y representante del PMA en Somalia, Cesar Arroyo. “En circunstancias normales, la alimentación escolar significa mucho para los escolares somalíes [y] sus familias y comunidades. Significa protección contra el hambre, la pobreza y el matrimonio precoz. También significa un aumento en las inscripciones y el aprendizaje, creando una generación de somalíes mejor educados y un futuro brillante para Somalia.”

Llevar personal y suministros médicos a donde más se necesitan

La donación de Latter-day Saint Charities también está ayudando al PMA a aprovechar al máximo su red de distribución global, que incluye tres centros mundiales (Bélgica, Emiratos Árabes Unidos y China) y cinco regionales (Etiopía, Ghana, Sudáfrica, Malasia y Panamá). Las ubicaciones globales son ventajosas debido a su proximidad a los principales transportes aéreos comerciales y fabricantes clave en la industria del cuidado de la salud.

        

En conjunto, los centros mundiales y regionales están trasladando cargas humanitarias que salvan vidas y trabajadores de la salud a los países como respuesta a la pandemia. Los vuelos entre centros globales y regionales, junto con una flota de aviones más pequeños, están listos para trasladar la carga y el personal donde más se necesitan.

“Estos centros de transporte no solo facilitan la capacidad del PMA para entregar alimentos de manera eficaz a los necesitados durante la pandemia de COVID-19, sino que también mejoran la logística de otras organizaciones humanitarias que han podido utilizar estas mismas redes para entregar otros artículos que salvan vidas. a los necesitados”, dijo Shawn M. Johnson, director de Servicios humanitarios dentro del Departamento de Servicios de Bienestar y Autosuficiencia de la Iglesia.

En los últimos meses, la red de centros de transporte mundial y regional del PMA ha trasladado casi 45.000 toneladas de carga humanitaria y artículos relacionados al COVID-19 (incluidas máscaras quirúrgicas, gafas de seguridad y protectores faciales) a 161 países. Unos 18.000 miembros del personal de diversas organizaciones de ayuda han sido transportados en aviones, barcos de carga y camiones del PMA a 55 destinos. Estos esfuerzos son especialmente importantes para mitigar las interrupciones mundiales actuales de las cadenas de suministro vitales y los sistemas de transporte comercial.

“Lo que podemos ofrecer llega más lejos de lo que llegaría sin alguien como [el PMA]”, dijo el obispo Waddell. "Estamos agradecidos por la ayuda que brindan.”

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.