Mormon Newsroom
Nota de prensa

El presidente Oaks insta a una “mejor manera” de resolver nuestras diferencias “sin comprometer los valores fundamentales”

El apóstol discursa en la Conferencia José Smith 2021 de la Universidad de Virginia

Aunque las divisiones actuales entre las personas religiosas y seculares en los Estados Unidos son inquietantes y complejas, el presidente Dallin H. Oaks, de la Primera Presidencia, aboga por un mejor enfoque de los conflictos actuales.

El apóstol de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y Primer Consejero de la Primera Presidencia, discursó en la Conferencia José Smith 2021 de la Universidad de Virginia sobre la libertad religiosa, dijo que “ahora necesitamos un equilibrio nuevo y factible entre la libertad religiosa y la no discriminación”. Señaló a los creyentes hacia una “mejor manera” al recalcar las virtudes centradas en Cristo de amar, escuchar, respetar, negociar, persuadir, equilibrar, tolerar, cooperar, reconciliar, acomodar y cualquier medio pacífico que se centre en el bien común y “resolver las diferencias sin comprometer los valores fundamentales”.

“Debemos aceptar la realidad de que somos conciudadanos que nos necesitamos unos a otros”, dijo el presidente Oaks.

En lugar de depender de los litigios en los tribunales en los que se proclama a los ganadores y son avergonzados los que pierden, propuso que los líderes religiosos y las asociaciones se unan con más frecuencia y se acerquen a los adversarios por medio de la legislación y otros esfuerzos para “procurar la solución pacífica de conflictos dolorosos entre la libertad religiosa y la no discriminación”.

Un acercamiento de este tipo entre creyentes de diferentes denominaciones, dijo, no requiere un análisis de las diferencias doctrinales ni una profunda inmersión en las particularidades de las creencias.

“Todo lo que es necesario para alcanzar la unidad y una amplia coalición para promover nuestra necesidad común de libertad religiosa es nuestra convicción compartida de que Dios nos ha mandado amarnos unos a otros, incluso a nuestros prójimos con diferentes creencias y culturas”, dijo él. “Esto extiende una invitación a todos los creyentes, tal como el desafío que el presidente Russell M. Nelson extendió a nuestros miembros, a ‘ampliar nuestro círculo de amor para abrazar a toda la familia humana’”.

El presidente Oaks dijo que debemos evitar que las voces extremas nos “influyan indebidamente”, porque “estas polarizan y siembran resentimiento” en su búsqueda de victorias de suma cero. “Tales resultados rara vez son sostenibles o incluso alcanzables, y nunca son preferibles a vivir juntos en entendimiento mutuo y paz”.

El presidente Oaks mencionó que la libertad religiosa depende en última instancia de dos cosas. La primera es que el público aprecie y apoye las libertades de conciencia religiosa, asociación y libre ejercicio que se prometen en la Primera Enmienda. La segunda clave para sostener la libertad religiosa, dijo él, es que las personas deben ver el valor positivo que la fe de todo tipo agrega a la sociedad, como los que se destacan en un reciente artículo de portada del periódico Christianity Today.

El presidente Oaks también comentó que no se debe dejar que el temor a la posible pérdida de algunas de las propias libertades ciegue a las libertades de las otras personas.

“Unámonos con los que defienden la no discriminación para buscar una cultura y unas leyes que respeten los derechos de todos a la misma protección de la ley y el derecho al libre ejercicio de la religión”, añadió. “La mejor manera de lograr la relación correcta entre la libertad religiosa y la no discriminación es respetarnos los unos a los otros lo suficiente como para negociar de buena fe y cuidarnos los unos a los otros lo suficiente como para que la libertad y la protección que buscamos no sean solo para nosotros mismos. Ruego por ese resultado bajo nuestra inspirada Constitución [de los Estados Unidos], en tanto que prometemos ser ‘una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos’”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.